Pastillas para Encender Chimeneas 

Hacer una barbacoa para los amigos tiene casi tantas ventajas como ser invitado a una, ya que ser el anfitrión te permite cuidar a las personas que te importan y no preocuparse del encendido gracias a las pastillas. 

Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Pastillas

Las barbacoas son una buena manera para juntar a un grupo amplio de amigos y disfrutar de una agradable velada entre algunas bebidas, agradables conversaciones y, sobre todo, una sabrosa comida. Todo ello es posible una vez hayamos superado la prueba de fuego: encender la barbacoa. Para encender una barbacoa con pastillas no hará falta contar con la suerte o grandes conocimientos ya que las pastillas son, hoy en día, una forma segura y rápida de comenzar un fuego. Sin embargo, las circunstancias meteorológicas o los nervios de ser el anfitrión a veces pueden jugar malas pasadas hasta a los más expertos, así que aquí va una pequeña guía para hacer más fácil esta tarea:

 

Lo primero que debemos hacer es encontrar un poco de leña o carbón vegetal, además de un encendedor o cerillas. A continuación, colocaremos 2 o 3 pastillas de encendido en el centro de la parrilla y apilaremos el carbón en forma de pirámide encima de las pastillas de encendido. Esta disposición está pensada de tal manera que quede un espacio lateral con menos brasas, para poder ir colocando ahí las piezas que se estén cocinando demasiado. Muy importante: las puntas de las pastillas deben asomar. Una vez hecho esto, prenderemos las pastillas y dejaremos que vayan prendiendo lo demás siempre sin tapar la barbacoa. Dejaremos el carbón prender durante unos 25 o 30 minutos, hasta que se vuelva de color gris; entonces ya estará ardiendo y desprenderá la temperatura óptima para el proceso de cocinado en nuestra barbacoa.