Impermeabilizantes Para La Construcción 

Impermeabilizantes los hay en una gran variedad y su función principal es  proteger del paso de agua y en otros casos para evitar la formación de humedad. Este material se aplica en paredes,  azoteas piscinas y en cualquier otra zona donde haya concentración de agua. Con la aplicación de impermeabilizador se pretende que las paredes o edificaciones sean protegidas y preservadas. Cuando  los edificios antiguos no están siendo debidamente cuidados empieza a aparecer humedades, para preservar esa o esas paredes es recomendable utilizar impermeabilizante para paredes.

Leer más...

Filtros

Más sobre Impermeabilizantes

Los impermeabilizantes más utilizados y buscados están: impermeabilizante de cemento, este se suele utilizar en los sanitarios porque ahí se concentra la humedad. El impermeabilizante de acrílicos, es decir los líquidos, este tipo de producto se utiliza en concreto y en lámina galvanizada.

Errores  que se suelen cometer en el uso de impermeabilizantes es que no se  mezclan bien los productos, las partículas no se mezclan bien. Por ejemplo, quedan porciones de concreto, lo que hace que no se impermeabilice y, por lo tanto no obtendrá los resultados que usted desea. Por ejemplo, al poco tiempo, el repello o decoración presentará grietas o en otros casos, el impermeabilizador que pretendía evitar la filtración de agua, no logrará su fin.

Es el impermeabilizante acrílico el que mejor le va a la hora de trabajar el techo de lámina, plafón o madera. Su utilización es fácil. Compre brochas, rodillos o cepillos y listo, a trabajar un par de horas para evitar las humedades. La duración de  este producto ronda los tres a diez años, dependerá de material que compre. Pero, durante ese periodo evitará las filtraciones de agua, la humedad y los hongos que, muchas veces son dañinos para la salud.

Recuerde que antes de aplicar el acrílico, la superficie debe de estar limpia y seca.