Cepillos taza

El Cepillo Taza es un cepillo cuyas cerdas pueden ser de alambre o nylon y su base es en forma cónica y al invertirlo da la sensación de formar una taza, de allí su nombre. Estos cepillos están diseñados para ser utilizados en máquinas portátiles eléctricas o neumáticas y en MasFerretería te traemos toda la información necesaria para que puedas escoger el más adecuado entre nuestra amplia variedad.

Leer más...

Fabricantes


Cepillos taza para profesionales y particulares

¿Qué usos tiene el cepillo taza?

Los cepillos de taza son usados tanto en el área de la construcción como en el sector industrial. Son usados principalmente para eliminar pintura, oxido y cualquier otra sustancia que se pueda adherir a una superficie, también es empleado en el tratamiento de superficies como caucho, metal, plástico, vidrio, madera, etc. En el área industrial es empleado para la limpieza de piezas de fundición.

¿Cómo escoger el cepillo taza más adecuado?

A la hora de escoger el cepillo es importante tener en cuenta:

  • Material a tratar: se trata de la superficie sobre la cual vas a trabajar, esta puede ser madera, vidrio, plástico, caucho, aluminio, inoxidable, etc.

  • Acabado: que terminación se desea dar a la pieza o superficie tratada.

  • Características de la máquina: en caso de que el cepillo taza sea usado en una máquina es importante saber cuál es el diámetro máximo que acepta la máquina así como la velocidad de giro y características técnicas del cabezal como su diámetro y la rosca.

Tipos de cerdas y sus acabados

Cuando hablamos de Cepillo taza tenemos tres tipos de cerdas que nos proporcionan distintos acabados:

  • Alambre ondulado: dado que sus cerdas son de alambre ofrecen mayor flexibilidad, convirtiéndolo en el cepillo perfecto para superficies irregulares, ofreciendo un acabado más regular y fino

  • Alambre retorcido o trenzado: es un cepillo que ofrece mayor durabilidad y mayor arranque, pero el acabado que ofrece es más basto.

  • Nylon: es tan flexible como el alambre ondulado, pero al ser un material más delicado el acabado que ofrece es más fino.

¿Por qué usar cepillos y no abrasivos?

A la hora de tener que retirar oxido, pintura u otros materiales adheribles de una superficie, muchos se preguntan por qué no usar un abrasivo para recuperar su estado natural. La respuesta es muy sencilla, el principal motivo es por la corrosión del abrasivo sobre la pieza.

Al usar el cepillo simplemente retira el material adherido sin causar mayor daño a la pieza tratada, es decir, no la quemará. Por otra parte, si la superficie es irregular el cepillo se puede adaptar a ella sin causar daños, gracias a la flexibilidad del alambre, mientras que el abrasivo se acumulara y progresivamente la irá quemando. Por ello es preferible el uso de cepillo taza antes que los abrasivos.

¿Cómo usarlo para optimizar la vida del cepillo?

La vida del cepillo siempre serán sus cerdas, es por ello que existen un par de cosas a tomar en cuenta para así aumentar su durabilidad y eficiencia.

1. El cepillo trabaja con la púa de los alambres es por ello que no debemos hacerle presión para que las cerdas no se doble y se partan antes de tiempo.

2. No usar químicos que puedan dañar u oxidar los alambres del cepillo

3. Guardarlos en lugares donde se encuentren protegidos de la humedad

4. Emplea el cepillo adecuado para el trabajo que se va a realizar. Si empleamos cerdas de alambres ondulado muy delgado en superficies muy duras, estas se dañarán y no se logrará el acabado deseado.

A la hora de escoger el cepillo taza para el trabajo que desea realizar ten en cuenta esta información para que realices la inversión adecuada. En MasFerretería contamos con el personal capacitado para aclarar cualquier duda adicional. Recuerda siempre usar lentes de seguridad y la protección necesaria para evitar lesiones.