Cerrojos y Cierres de Seguridad 

Un cerrojo (a veces llamado pestillo según las zonas geográficas) es un pasador, generalmente de metal, que se emplea para garantizar que las puertas y ventanas permanecen cerradas. El mecanismo del cerrojo se descubrió en torno al siglo IX antes de Cristo en la antigua China y de ahí pasó a Grecia rápidamente.

Este primer modelo era sencillo, pero muy parecido al cerrojo común (el de embutir): consistía en un hueco en la puerta por donde se introducía un pequeño palo en curva que subía el cerrojo, de tal manera que introduciendo la punta por el agujero , la puerta se abría al correrlo.

Leer más...

Más sobre Cerrojos y Cierres de Seguridad

Existen diferentes tipos de cerrojos, te contamos las características de los más utilizados. En primer lugar tenemos el cerrojo de embutir: es el más común y está basado en una barra que pasa desde la hoja hacia el marco de la puerta, ya sea en vertical o en horizontal. Su uso es mayoritariamente doméstico, especialmente para puertas (horizontal) y ventanas (vertical).

Por otro lado, tenemos el cerrojo de seguridad que, en cambio, está concebido con vistas a que ocurra un giro de 90 grados en el extremo del recorrido, mientras una pieza garantiza que la puerta no pueda volver atrás una vez que se ha cerrado; es muy similar al pestillo de gancho. Habitualmente, los cerrojos se fabrican de metal, concretamente de la latón en la mayor parte de ocasiones, por la relación calidad precio que aporta este material.

Para nosotros, en MÁS FERRETERÍA, la seguridad y la tranquilidad de nuestros clientes son nuestras mayores prioridades, por ello disponemos de un gran número de modelos de cerrojos que se adaptarán a la perfección a la superficie donde necesites colocarlos.

Trabajamos desde los sistemas más tradicionales y sencillos hasta las últimas tendencias: pequeños, discretos y a un precio insuperable. Consulta nuestro catálogo online y encuentra el cerrojo que se adapta a tu puerta, ventana o cajón, siempre pudiendo elegir el color y el diseño, ¡la estética y la protección no están reñidas! Y si necesitas un dispositivo que se pueda abrir desde ambos lados de la puerta, echa un vistazo a nuestra selección de cerraduras con llave, seguro que encuentras lo que necesitas.