Taladros a batería Profesionales 

Las herramientas hacen posible que realicemos múltiples tareas de bricolaje de un modo más fácil y confortable, pero, además, si son eléctricas supondrán un ahorro de tiempo y de esfuerzo. Los taladrados con batería funcionan sin cables, lo que hace que sean más manejables que los tradicionales.

Leer más...

Filtros

Más sobre Taladros a batería

Hoy en día podemos encontrar en el mercado fundamentalmente dos tipos de baterías para las herramientas eléctricas de bricolaje: las de litio y las de níquel cadmio. Entre los dos tipos existen algunas características diferentes; no obstante, afectan exclusivamente a la duración y el mantenimiento de la batería y de ninguna forma a la utilización del taladro. El resultado de trabajo será siempre idéntico ya usen una u otra batería, aunque la tecnología de las batería de litio dispone de muchas ventajas respecto a la batería de níquel cadmio.

Por un lado, las baterías de litio restan gramos a nuestra herramienta, haciéndola así menos pesada y más fácil de usar sin renunciar a la potencia que una de níquel cadmio. Sin embargo, la principal ventaja del litio es que ofrece una mayor autonomía y, a su vez, requiere de menos tiempo para lograr una carga completa. Además, evitan el temido “efecto memoria” tan famoso hoy por las baterías de los móviles. El efecto memoria no es más que un considerable empeoramiento de la capacidad de carga total de las baterías, generalmente provocado por cargas incompletas. Se produce cuando se cargan las herramientas eléctricas de batería sin haber sido descargada del todo.

Además, si trabajamos en entornos fríos o con mucha humedad, nuestras baterías pueden sufrir bastante, llegando, incluso, en situaciones extremas bajo 0, a descargarse de forma repentina. Una vez más, las baterias de litio son mejor solución a la hora de elegir tu herramienta ya que son más resistentes a este efecto de descarga y funcionan mejor.