Tornillos de Apriete, Mordazas y Sargentos Profesionales 

El tornillo de apriete, entre otras herramientas de sujeción, tiene usos muy variados en diversas ocupaciones. Se trata de una pinza angular, y generalmente se la consigue en los bancos de carpintero pero, dada su utilidad, también puede usarse para aquellas tareas que requieran el ensamblaje o reparación de piezas sin que tengamos que sujetarlas nosotros mismos. Encuentra aquí el que buscas.

Leer más...

Más sobre Tornillo apriete

El uso más popular de los tornillos de apriete se encuentra en el campo de la marquetería, pues son ideales para asegurar los listones uno contra otro mientras se colocan los clavos o grapas. Sin embargo, esta útil herramienta puede tener más funciones y se la encuentra en diversos modelos y materiales.
Esta herramienta de uso sencillo tiene generalmente forma de F, aunque también puede tener forma de C –como el especializado tornillo marquetería– o constar de una pinza movible en su mandíbula inferior, como las llamadas sargento de apriete rápido. En todos los casos, la mandíbula inferior es la que se mueve, ya sea por medio de las pinzas o de una rosca con varilla ajustable y ambos sistemas sirven para accionar el tornillo –que le da su nombre– hasta asegurarlo en una posición segura, ayudándonos así a mantener dos piezas juntas. En su modalidad pinza, esta herramienta lleva el nombre de tornillo de apriete rápido, pues tan sólo usando las tenazas se puede abrir o cerrar tal y como lo hacen los alicates ajustables.
Otras variaciones se presentan en materia de tamaños y modelos de sus mangos, destinados a dar rosca o mover el tornillo, de modo que es importante considerar las tareas que vamos a realizar con ellos, así como la frecuencia con que usaremos nuestro tornillo de apriete, para así asegurarnos de elegir el de características indicadas que mejor se ajusta a nuestra labor manual.