Sartenes de Hierro de Uso Doméstico y Profesional 

>

La sartén es uno de los utensilios más comunes que utilizamos día a día en la cocina de nuestro hogar. 

Leer más...

Hierro para profesionales y particulares

Por eso, es importante que elijamos una sartén que sea de calidad y que desempeñe correctamente su papel ayudándonos a preparar las mejores recetas. Para ello, existe una amplia variedad de ellas en el mercado con unas características específicas que nos pueden ayudar a optar por unas o por otras. De entre todos los tipos, las sartenes de hierro son uno muy recomendable.

Una de las principales ventajas de este metal y por el que se usa para elaborar menaje de cocina es porque el hierro es muy buen conductor del calor, por lo que la sartén tomará la temperatura ideal para cocinar rápidamente. Otra de las ventajas de las sartenes de hierro es que se pueden usar en cualquier tipo de fuego o incluso en horno si tienen mango extraíble o de algún material apto para elevadas temperaturas. Además, las propiedades térmicas del hierro permitirán que la mantenga por un tiempo más prolongado.

Algunas clases de sartenes de hierro, cuando este es mineral, pueden llevar una capa de cera de abeja natural que le confiere su característica antiadherente, es por eso que no es aconsejable meterlas en lavavajillas y se oxidan. En cambio, si nuestra sartén es de hierro fundido no tendremos este problema no deberemos temer tanto a la oxidación, ya que está preparado para resistirla. Por esto, las sartenes de hierro fundido presentan un precio algo más alto, aunque la inversión pueda merece la pena como ya hemos visto. Además, este tipo de sartenes potencian el sabor de los alimentos ya que se cocinan mejor y con menor cantidad de grasa, además aguantan altas temperaturas sin estropearse.