Cortabordes eléctrico

>

En muchas ocasiones mientras nos encargamos de la limpieza del jardín encontramos espacios de difícil acceso a los que no podemos llegar con la máquina cortacésped. En este momento es necesario que empleemos una herramienta de mayor precisión y con menor volumen; el utensilio ideal para este tipo de circunstancias es un cortabordes.

Si crees que podría serte de alguna utilidad tener una herramienta para corte preciso en tu casa estás en lo cierto, pero informarte mejor acerca de las características que tienen estos equipos te ayudará a elegir el que se ajuste mejor a tus necesidades. Sigue leyendo para descubrir más acerca de este cortador.

Leer más...

Productos más vendidos

Cortabordes eléctrico para profesionales y particulares

Existen cortabordes que funcionan con electricidad y otros que arrancan con combustión, es decir, que necesidad de gasolina. Los primeros se deben utilizar para trabajos muy puntuales y en terrenos con césped o hierba de poco tamaño, los segundos sí tienen la potencia y la capacidad necesarias para funcionar en el campo y por largas jornadas.

¿Entonces por qué resulta conveniente adquirir una cortador de bordes eléctrico o de batería?

Dependiendo del tipo de uso que tenga el usuario en mente, un cortabordes eléctrico puede presentar múltiples ventajas por encima del de gasolina. Aquel se requiere para trabajos caseros y debe estar todo el tiempo conectado a una toma de corriente o con baterías cargadas.

El de gasolina tiene un peso considerablemente mayor al del eléctrico, esto se debe a que aquel viene equipado con un tanque para almacenar el carburo.

El otro tipo de desmalezador carga energía directamente de una entrada de corriente, por lo que el rango de desplazamiento del usuario ciertamente disminuye, pero dentro de ese espacio la movilidad que se tiene resulta suficiente para llevar a cabo cualquier tarea relacionada con la limpieza del jardín.

Estos aparatos tienen uno o dos hilos, como máximo, en su eje inferior. El diámetro de corte varía entre los 20 y los 30 centímetros. El protector que rodea al hilo evita que piezas como rocas pequeñas y otros residuos sean impulsados en dirección al rostro del controlador de la herramienta.

Si aún así te sigue preocupando contar con un cortabordes libre para alcanzar los lugares del jardín que están muy lejos de cualquier punto de corriente la opción ideal para ti puede ser adquirir un equipo con batería recargable. Estos funcionan sin tenerlos conectados y, a pesar de que tienen una batería interna, siguen siendo bastante ligeros.

Este utensilio viene con motor de dos tiempos. Hay modelos que emplean cargas de 300, 400 y 700 w.