Calzado de Seguridad Para Obra 

Para proteger los pies ante cualquier labor de bricolaje que nos planteemos afrontar es necesario disponer de un calzado adecuado que sea capaz de garantizar una protección mínima, como la suela antideslizante o unos buenos cordones que mantengan el pie sujeto y la comodidad para el usuario. 

Leer más...

Más sobre Calzado de seguridad

Según las tareas que se desempeñen, conviene que el calzado de seguridad cumpla unos requisitos u otros, como por ejemplo los siguientes:

  • En los trabajos donde cabe la posibilidad de que se caigan elementos pesados (maderas, planchas de metal, etc.) u objetos punzantes que puedan quedar clavados en el pie, es necesario un calzado de cuero con un refuerzo de acero en la puntera.
  • En los trabajos relacionados con la electricidad, el calzado debe poseer una suela hecha de algún material aislante que proteja al operario de posibles descargas. Asimismo, el zapato debe de estar fabricado en piel y, lo que es más importante, sin ninguna pieza metálica. 
  • En los trabajos que implican contacto con masas de agua o que se desarrollan en ambientes de mucha humedad, será necesario el uso de botas de agua hechas de goma y que cuenten siempre con una suela antideslizante para prevenir posibles caídas por resbalones. 
  • En los trabajos que implican la presencia de líquidos a gran temperatura o fundiciones de metal, es indispensable que el calzado quede perfectamente ajustado al pie y al tobillo, de manera que ningún líquido pueda penetrar por algún recoveco y causar quemaduras en la piel. Además, en estos casos, para reforzar la seguridad, se recomienda el uso de polainas de seguridad que sean resistentes al calor.

Así mismo, sea cual sea el tipo de calzado utilizado, es necesario asegurarse de que permanezcan bien abrochados y ceñidos al pie y a la pierna durante el desempeño de las tareas, de lo contrario su protección no será eficaz al 100%.

En MasFerretería contamos con un amplio catálogo de calzado de seguridad, así como otro equipos destinados a garantizar que puedes realizar tu trabajo sin correr ningún riesgo, como fajas para los lumbares o dispositivos de protección contra caídas.