Cepillos de Madera Profesionales 

El cepillo de madera o para madera no asemeja, como su nombre parece indicar, un cepillo. Se trata más bien de una hojilla, con una base de madera que pude ser sujetada con una o ambas manos –dependiendo de su diseño, más no de su tamaño–, la cual facilita la operación de raspado o corte que va a hacer la hoja u hojilla. Este concepto se conoce, sin embargo, como cepillado de la madera, y de allí que el instrumento lleve este nombre.


Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Más sobre Cepillo de madera

Sus hojas u hojillas, ajustadas en la parte interior de su base, generalmente tienen una inclinación de 45 grados, pero en algunos modelos éstas son ajustables.

Así pues, existen entre ellos el llamado cepillo dentado, para rascar la madera antes de trabajarla. El de desbastar, cuyo cuerpo y hojilla son muy delgados, y sirve para tallar bordes o cantos. El cepillo de alisar es más fino que el desbastar y como su nombre lo indica, empareja o alisa la superficie después del desbastado. El cepillo doble, por su parte, está diseñado para trabajar la madera en sentido contrario de sus vetas y posee una chapa de acero extra sobre su cuchilla ranurada, destinada a destruir la viruta que se genera. En cuanto a la garlopa y el garlopín, se usan ambos para desbastar grandes trozos de madera, aunque el segundo es de menor dimensiones y su cuchilla es un poco redondeada. Finalmente, uno de los más populares, pero el cual, algunos expertos consideran no ser precisamente un cepillo, es el Guillamen, cuya hojilla, a diferencia del resto, sobresale de la base, permitiéndole así trabajar en ángulos más cerrados, y se usa para abrir ranuras en la madera.

En la actualidad existen versiones de estos cepillos cuyas estructuras pueden estar hechas de metal u otros materiales, haciéndolas más ergonómicas, pero estos modelos y la forma de operarlos, no han variado en gran medida desde su invención.