Maquinaria Neumática Para Obra y Construcción 

Una de las aportaciones a la automatización de los procesos industriales más recientes ha venido de la mano de la neumática y la hidráulica. Pero... ¿sabes de verdad en qué consiste esto? La neumática es una de las ramas de la tecnología que se encarga de emplear el aire comprimido como modo de transmisión de la energía necesaria para mover y hacer trabajar los mecanismos. Esto lo logran por medio de procesos que buscan incrementar la presión de aire y a través de la energía acumulada sobre los elementos del circuito neumático (por ejemplo las cilindros), llevando a cabo de esta manera un trabajo eficaz.

Leer más...

Más sobre Neumatica

Los circuitos neumáticos más simples están formados por una serie de elementos que tienen como misión la creación de aire comprimido y la distribución y control de este para efectuar un trabajo útil por medio de unos actuadores llamados cilindros.

Como en todo, en la neumática hay aspectos a favor y otros en contra. Empezaremos con las ventajas:

  • El aire es su principal recurso. Es un recurso natural y renovable que se puede obtener fácilmente y es abundante en la tierra.

  • A diferencia de los elementos que mueven otras máquinas, el aire no es explosivo, por lo tanto no hay riesgo para los operarios ni para las personas que están alrededor.

  • Cuando se trabaja con el aire, se pierde el peligro de dañar los componentes de la maquinaria.

  • Es un recurso bastante neutro en cuanto a los cambios del ambiente: los cambios de temperaturas no afectan de manera importante al trabajo.

  • Es un tipo de energía limpia, renovable y que contribuye a una mejor conservación del planeta tierra.

En cambio, también presenta algunos inconvenientes:

  • En el caso de que el circuito sea demasiado largo se producen importantes pérdidas de carga.

  • Para poder recuperar el aire previamente utilizado se necesitan instalaciones especiales. 

  • Se emite un ruido considerablemente alto al descargar el aire utilizado a la atmósfera.