Cubretornillos de Uso Doméstico 

Cuando vamos a comprar un mueble para nuestro hogar es importante que prestemos atención a varios aspectos, como el precio, el tamaño, etcétera; no obstante, algunas veces, nos centramos solo en lo más grande y nos olvidamos de cuidar otros pequeños detalles que afectan de igual modo a la estética general del mueble

Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Cubretornillos para profesionales y particulares

Un caso claro de estos pequeños descuidos es el no uso de los cubre tornillos y embellecedores. Los cubre tornillos tienen la misión de mejorar el aspecto estético de un mueble, de tal manera que oculten las cabezas de tornillos y clavos. Los cubre tornillos tienen, por lo general, dos formatos: los que son adhesivos, es decir, aquellos que se adhieren a la superficie como si fueran una pegatina y los otros que se instala a presión por el hueco del tornillo.

En el mercado podremos localizar fácilmente los distintos tipos de cubre tornillos que existen. Estos están disponibles en distintos tamaños, materiales y colores, así que los elegiremos según sea lo que se adapte de manera más discreta al mueble que queremos embellecer. Por este motivo resulta fundamental, que a la hora de comprar los cubre tornillos, elijamos los que mejor se disimulen con respecto a nuestro mueble.

Para ello tenemos que prestar atención a dos aspectos principalmente: el tamaño y el color. En cuanto al tamaño, encontraremos cubre tornillos de diferentes medidas a juego con las que presentan los tornillos (aproximadamente desde los 3 milímetros hasta los 20). Respecto al color debemos elegir aquel que más se asemeje al color que presenta el mueble en cuestión, para eso están disponibles en una amplia gama de colores que simulan las diferentes maderas, como la de pino, cerezo o nogal, y también otros materiales, como el aluminio.