Iluminación Por Fluorescencia 

Estos tubos fluorescentes  suelen ser utilizados en espacios grandes, como en casas o en el sector industrial, son muy poderosos a la hora de iluminar. Tienen la  ventaja que también son de bajo consumo.

Leer más...

Más sobre Fluorescencia

La lámpara consiste en un tubo o en un accesorio circular fluorescente, son de vidrio fino y están revestidos en su interior, contienen sustancias químicas que emiten la luz. Tienen al igual que los bombillos de  bajo consumo una dosis de mercurio, razón por la cual deben reciclarse al terminar su vida útil. En los extremos del tubo tienen un filamento de tungsteno, eso contribuye a la ionización de los gases. La lámpara contiene los accesorios necesarios para el funcionamiento.

Las lámparas fluorescentes necesitan de unos segundos de calentamiento antes de alcanzar su luminosidad  total. Es recomendable que no se instalen en lugares donde el encendido y apagado  es continúo, porque en la acción de encender les cuesta más trabajo que permanecer encendidas, por ejemplo en los aseos de un bar o discoteca jamás las instale. No se deben instalar en esas zonas porque disminuyen su vida útil.  La vida útil de  estas lámparas varía en función de su uso y las con condiciones ambientales, la durabilidad del tubo oscila entre las cinco mil y diez mil horas.

Este tipo de lámparas a pesar de que no tienen una vida útil de diez años, son muy buenas y eficientes en espacios grandes o largos. En las cocinas de casas las suelen usar, más por el tipo de luz que emiten que por ser un espacio grande. En las bodegas también es recomendables usarlas, garajes de agricultores, talleres ya sea de estructuras metálicas o de automóviles. En los centros comerciales este tipo de lámparas fluorescentes les viene bien porque son espacios amplios que requieren de mucha luminosidad.