Bases y Clavijas de Enchufe 

El buen estado de las bases y las clavijas de los enchufes de nuestro hogar es primordial para nuestra seguridad y la del resto de nuestra familia, al igual que para la protección contra accidentes de nuestra casa. Que un enchufe, o cualquiera de las partes de este, se encuentre en mal estado puede suponer problemas de muy diversa gravedad: desde mínimos, como un apagón de luz porque salten los plomos, hasta otros más series como pequeñas explosiones o la emisión de chispas que pudiesen prender algún objeto o sustancia fácilmente inflamable.

Leer más...

Más sobre Bases y clavijas

Del mismo modo, una vez cubierta la seguridad, la elección de los enchufes y de todo lo que los rodea puede aportar un toque de color y mejorar la decoración de nuestro hogar. Para esta elección se hace necesario decidir de antemano el tipo de estética o el modelo del enchufe que tenemos en mente instalar. Sea cual sea la clase de enchufe que hayamos elegido, es necesario estar atentos y tener en cuenta las medidas de este para escoger uno que coincida en tamaño y proporciones.

En caso de no encontrarlo, también nos servirá comprar uno un poco más grande, pero nunca uno de menor tamaño. Esta recomendación no es por seguridad, sino por motivos puramente estéticos, pues, si elegimos un enchufe más pequeño, el área de la pared que quedase al descubierto probablemente presentaría una notable diferencia de color, sobre todo si el enchufe llevaba tiempo en ese lugar.

Además, puedes personalizar tus enchufes y adaptarlos al estilo o ambiente de tu hogar o incluso de cada estancia: colores pastel en el cuarto de los niños, aluminio en el baño y la cocina y combinación de contraste para el resto de tu casa. Acabado madera, cristal, mármol, pizarra, estampados, marcos translúcidos… tienes infinidad de opciones a tu alcance.