Portalámparas 

Cuando hablamos de portalámparas, nos solemos referir a la disposición que se ha fijado para sostener poder sostener las lámparas o bombillas eléctricas. También con el término portalámparas podemos hacer alusión al dispositivo que se coloca en las instalaciones eléctricas para introducir en él, el cuello de las bombillas y que éstas queden así en contacto con el circuito.

Leer más...

Filtros

Más sobre Portalámparas

Existen varios tipos de portalámparas, dependiendo de cuál sea el tipo de bombilla y la apariciencia de esta. Aquellos portalámparas que están pensados para las bombillas eléctricas de incandescencia presentan varias formas, pero las más habituales de encontrar son las llamadas de rosca Edisson y bayoneta. Además, es necesario diferencias las que presentan algún interruptor en el cuerpo del portalámparas de aquellas otras que no lo tienen.


Por lo general, los portalámparas, sean del tipo que sean, están compuestos de un envolvente tubular, sellado por un casquete esférico ubicado en la parte inferior. Este casquete está atravesado por los conductores aislados que conducen la corriente. Ambos conductores terminan en contactos que están aislados entre sí, y uno de ellos está unido al tope central, pues de este se espera que sirva de tal al fondo de la lámpara que se conecta en el portalámparas. Por el contrario, el otro se encargará de dar contacto al cuello de la lámpara. La rosca permanece aisladas del cuerpo del portalámparas por la interposición de un anillo de porcelana u otro tipo de material aislante, el cual entra a rosca en el exterior de Edisson y sujeta y fija el cuerpo del portalámparas.


En el caso de que tengamos lámparas que tengan 2000 bujías o una cantidad superior, hay que prever una construcción que permita una ventilación enérgica. Este tipo de portalámparas presentan mayores dimensiones que el resto.