Pulverizadores Domésticos 

De los muchos productos disponibles es importante seleccionar el tipo más eficiente y fácil para tu necesidad particular, ya sea para la aplica...

Leer más...

De los muchos productos disponibles es importante seleccionar el tipo más eficiente y fácil para tu necesidad particular, ya sea para la aplicación de insecticidas, fungicidas, herbicidas, fertilizantes o agentes humectantes.

Los pulverizadores que se utilizan para eliminar las malas hierbas o para aplicar cualquier tipo de esterilizante para el suelo, no deben utilizarse para ningún otro propósito. De hecho, será una buena práctica tener un pulverizador solo para el área del césped y usar uno solo para flores y arbustos.

Tipos

Los siguientes son los tipos más populares de pulverizadores domésticos utilizados en la jardinería del día a día.

Manuales

Ideales para las plantas de interior o aquellas que se encuentran en el balcón o terraza. Son livianos y muy sencillos de utilizar, ya que con solo apretar el gatillo se dispondrá de una cantidad adecuada del producto a aplicar. Resultan muy útiles para humedecer las hojas de las plantas sin sobrepasarse ni ahogarlas.

De presión previa

Este tipo necesita un bombeo previo, sea manual o eléctrico, para comprimir el aire y luego accionarse. Requiere llenar el depósito al menos dos tercios de su capacidad con el líquido a distribuir y luego accionar la palanca varias veces.

De espalda o mochila

Debe su nombre a la forma de su depósito, la cual es similar a una mochila contentiva de dos asas que permite distribuir el peso cómodamente en la espalda. Se acciona presionando la palanca y mantiene el nivel de presión durante la jornada de trabajo siempre y cuando se accione el mecanismo con relativa frecuencia.

Industrial

Ideado para usarlo en áreas de gran extensión y durante la construcción o limpieza profunda del jardín. Elaborado en material plástico muy resistente que permite usar carburantes, desinfectantes, algunos derivados del petróleo y ácidos diluidos entre otros químicos de uso precavido.

Espolvoreadores

Como su nombre lo indica, este tipo de pulverizadores está pensado para la aplicación de productos en polvo como fungicidas, herbicidas e insecticidas de acción potente y duradera.

Es una buena práctica limpiar tus pulverizadores domésticos inmediatamente después de usarlos para cualquier tipo de pulverización. Un poco de agua jabonosa, será suficiente para limpiarlo y luego enjuagarlo con agua tibia. Esto aumentará la vida útil del artefacto y redundará en un trabajo más eficiente del mismo.