Cuerdas de Sisal 

En lo que se refiere al mundo de de la cordelería, es necesario precisar que existen diferentes tipos de cuerda. Estos se basan en varios criterios para llevar a cabo una clasificación de las mismas.

Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Cuerda Sisal

 Algunos de los criterios más importantes son la forma de haberlas fabricado, si son, por ejemplo, por trenzado; los fines para los que sean aptas; sus características propias, etcétera. Sin embargo, el criterio más importante para llevar a fin esta clasificación es según el material del que estén hechas, podemos hablar de cuerdas hechas a partir de fibras naturales, como las cuerdas de algodón, de esparto trenzado o de lana, y, por el otro lado, las cuerdas que se han fabricado mediante la utilización de fibras sintéticas y otros productos.

Esto es realmente determinante, ya que dependiendo de dicho material, las cuerdas presentarán unas características físicas determinadas, como por ejemplo la resistencia, la resistencia al desgaste por factores climáticos o la flexibilidad. Por eso, es muy importante tener en cuenta qué tipo de cuerda es mejor para la tarea que nosotros vamos a hacer. Existen cuerdas muy diferentes unas de otras.

Las cuerdas de sisal pertenecen al grupo de las compuestas a partir de fibras naturales, ya que el sisal es una planta de la que se extrae principalmente una fibra que lleva el mismo nombre, de gran dureza y que se emplea para la elaboración de cuerdas de todo tipo. Estas cuerdas son usadas en muy diversos ámbitos debido a sus excelentes propiedades, especialmente la resistencia que ofrecen contra cargas y fuerzas muy elevadas. Las cuerdas de sisal se utilizan para labores de agricultura y ganadería, para realizar trabajos manuales, servicios de paquetería, en talleres de bricolaje y para realizar juguetes para animales, sobre todo para gatos.