Pinturas Para Hierro Profesionales 

Las pinturas para hierro están catalogadas como uno de los tipos de pinturas especiales, dadas su capacidad protectora y de durabilidad; puesto que éstas pueden presentar una amplia gama de colores, este tipo de pinturas tienen la capacidad de cubrir los metales ya estén estos ubicados en interiores o exteriores.

Uno de los materiales más utilizados hoy en día para la fabricación de estructuras de ventanas, muebles y puertas, es el hierro. Y, de esta forma,  podemos encontrar acabados de todo tipo, ya sea en interiores o exteriores. El hierro necesita ser recubierto con esmaltes especializados que, no sólo van a sellar sus capas externas, proporcionando la protección imprescindible contra la humedad y la lluvia, sino que además están diseñados para resistir el paso del tiempo de modo que, una segunda aplicación no se haga necesaria

Leer más...

Fabricantes


Pintura para hierro para profesionales y particulares

Así pues, para terminar estos elementos fabricados con hierro, tenemos que lo más recomendado es usar esmaltes, los cuales pueden conseguirse en diversos colores y algunos diseñados para proporcionar acabados lisos, mate, brillantes, satinados, forja o martelé. Se trata de un producto fácilmente aplicable con cualquiera de los complementos y accesorios que tenemos para ti, incluyendo brochas y rodillos.

También existen barnices incoloros que proveen protección antioxidante, los cuales son utilizados cuando queremos proteger el hierro sin cubrir el color original del elemento.

Cómo pintar un mueble de hierro, paso a paso 

  1. Limpiar bien la superficie, retirando el óxido con ayuda de un cepillo especial o lija. Hay que tener mucho cuidado y extremar la seguridad si tienes algún tipo de corte o herida, el óxido puede traer infecciones. 
  2. Aclarar con agua y dejarlo secar.
  3. Puedes aplicar una capa de imprimación para que quede con un resultado profesional. 
  4. Aplicar la pintura seleccionada. Es importante leer las recomendaciones que nos da el fabricante. 

Además, hoy en día, existen los esmaltes antióxido, los cuales se usan para tratar metales que ya han sido dañados por las inclemencias del tiempo, también llamados con tratamiento, y los cuales pueden ser aplicados directamente sobre aquellas superficies que presentan los efectos del óxido, para así eliminarlos y mientras se protege la estructura de nuevos daños.