Pinturas Para Suelo Profesionales 

Otra de las llamadas pinturas especiales es aquella que usamos para pintar señales de tráfico, o para los rayados en estacionamientos o canchas de deportes, las cuales requieren mayor durabilidad así como características antideslizantes, por ejemplo. Existe todo tipo de pinturas para suelos, y ya sea para cubrir superficies de madera, como el parquet, o de gres, cemento, terrazo y de parking, en MasFerretería podrás encontrarlas todas. 

Leer más...

Fabricantes


Pintura para suelo para profesionales y particulares

Ya sea para uso en interiores o exteriores, las pinturas de suelo fueron diseñadas para soportar las inclemencias del uso continuado, como es el caso de las pisadas. Además, estas pinturas son tan resistentes que ayudan a proteger nuestra superficie, una vez acabada, de los rayones o arañazos y pueden aplicarse usando los complementos y accesorios más comunes, como el rodillo o la brocha, ya sea para cubrir maderas, terrazas de concreto o terracota, garajes y muchos más.

En cuanto a su uso en interiores, es importante elegir colores que no requieran cuidados constantes, aunque estas pinturas también pueden ser blancas. Las mismas, permiten la posibilidad de reformar la apariencia de un espacio sin necesidad de cambiar el suelo o recurrir a la obra; por eso, se han vuelto cada vez más y más populares en los últimos años. Además, su aspecto uniforme es muy buscado en la decoración minimalista. 

En cuanto a su composición, para las maderas usamos pinturas acrílicas a base de resinas y bicomponentes; para laminados y maderas exteriores, aquellas llamadas sintéticas. En el caso del cemento, ladrillo, hormigón o asfalto, también se prefieren siempre las acrílicas y sintéticas las cuales pueden usarse también sobre materiales cerámicos.

Cómo pintar suelos sea cual sea la superficie 

  1.  La preparación de la superficie es indispensable. Limpiarla y dejar que seque hará la diferencia. En el caso de la madera podemos fregarlo con vinagre diluido en agua. Por otro lado, si la superficie es de cemento, cabe destacar que existen geles y productos especiales para la mejor de las limpiezas. 
  2. En suelos de madera y de hormigón hay que poner una base de imprimación. Esto no es imprescindible en el suelo de cemento. 
  3. Tras este primer tratamiento, procedemos a pintar. En el caso del hormigón, es importante recordar que la pintura tiene que ser diluidacon un 5% de agua.
  4. Después, podemos aplicar una segunda capa. 
  5. Dejamos secar.