Extractores de Baño 

Los extractores de baño son unos dispositivos eléctricos muy discretos y fáciles de instalar que se usan para airear y ventilar la estancia, así como para reducir el moho y los malos olores que el uso diario de los cuartos de baño provocan. Los extractores también nos ayudan a mantener las paredes, techos y juntas en buen estado por más tiempo, puesto que la humedad, la alta presencia de agua y el vaho pueden deteriorarlas. Sin embargo, con el adecuado sistema esto no pasa porque evacuan el aire hacia el exterior y evitan así la condensación.

 

Leer más...

Precio
Filtros

Extractor de baño para profesionales y particulares

En cuanto a la potencia, los sistemas de evacuación para cuartos de baño no necesitan tanta potencia como las campanas de cocina ya que están situados es una estancia más pequeña que precisa menos energía para su ventilación. La potencia de los extractores va de los 8 a los 35 W, en función de su tamaño, del caudal que absorbe y del lugar de instalación (si la salida está cerca o lejos).

 

De la misma manera, los extractores son aparatos eléctricos y por ello, necesitan de una conexión a la red eléctrica. En los cuartos de baño está prohibido, por seguridad, instalar extractores sobre la bañera o la ducha, a menos que los sitúes a una distancia superior a los 2,25 m de altura, lo cual no es habitual. Del mismo modo, resulta recomendable que no se coloquen encima de los radiadores, para evitar pérdidas de calor, ni junto a puertas o rejillas de ventilación porque crearán un microcircuito que no renovará el aire correctamente.

Puedes colocar el extractor empotrado en la pared, en el techo o en un cristal. Si lleva conducto, debes tener en cuenta su diámetro de la salida y elegir la medida adecuada.