Cinta Adhesiva Para Instalación Eléctrica 

La cinta adhesiva es un tipo de unión que sirve para unir objetos, generalmente, de manera no definitiva, aunque, a veces, también puede ser de modo permanente. Están hechas de caucho sin tratar. Esta clase de cinta posee una emulsión adhesiva en una de sus caras caras, lo que nos permite adherirla. Del mismo modo, existen variedades adhesivas por ambas caras, conocidas como cintas de doble cara. Algunos adhesivos son universales, lo que significa que son aptos para cualquier tipo de material; no obstante, otros son específicos para una determinada superficie, de manera que se logra así un agarre más duradero.


Leer más...

Más sobre Cinta adhesiva

Si necesitamos realizar tareas como unir o reparar piezas, encontraremos que existen dos tipos de casos. Por un lado, los adhesivos para superficies rígidas. Esta unión es instantánea. Las cintas de reparación tienen carácter universal, es decir, se pueden aplicar sobre cualquier tipo de superficie rígida. Son las más usadas para cualquier arreglo doméstico debido a su gran facilidad de aplicación. Por otro lado, los adhesivos para superficies flexibles. En estos, la rapidez de secado es media. Las cintas americanas se usan, fundamentalmente, para embalar. Estas cintas pueden poseer diferentes acabados según la superficie sobre la que se vaya a empaquetar, tanto si es de color como si es transparente, así como diferentes resistencias a las cargas de peso.


Si lo que buscamos es fijar sin tener que usar clavos y dañar paredes y otras superficies, es necesario saber que algunos adhesivos de montaje permiten fijar y montar sin clavos. Sin embargo, a la hora de elegir uno de estos, es importante pensar si se va a colocar en zonas de exterior o en el interior de la vivienda; aunque también existen productos que valen indistintamente para ambos lugares. La mejor solución son las cintas de doble cara, puesto que permiten colgar objetos en las paredes, como cuadros o espejos, sin necesidad de tener que taladrar, hacer agujeros, usar clavos, etcétera. Otra ventaja frente a los clavos y tornillos es que es muy fácil de quitar y no deja ningún tipo de huella.