Tornillería Para Estructuras Metálicas 

Los tornillos son una herramienta muy típica para cualquier trabajo de bricolaje. Son pequeñas piezas hechas de metal y de forma cilíndrica. Es utilizado para fijar de forma temporal a dos o más piezas entre sí. Los tornillos cumplen la función de sujetar distintas piezas, ya sea de forma temporal o permanente. Tienen forma cilíndrica y tres partes fundamentales: la cabeza, el cuello y la rosca.

Leer más...

Filtros

Más sobre Tornilleria Metalica

Son elementos básicos e imprescindibles para realizar trabajos de bricolaje. El tornillo es uno de los sistemas de fijación más empleados; no obstante, todos los tornillos no sirven para todos los usos. Tener varios modelos de ellos en nuestra caja de herramientas es muy útil para llevar a cabo cualquier tipo de arreglo o de instalación. Por eso es muy importante seleccionar el tornillo que necesitamos para el trabajo que se vaya a realizar y el material sobre el que se va a colocar.

Respecto a los tornillos metálicos, estos son los más utilizados de todos ya que son los más resistentes. Dentro de ellos existen varios tipos:

- De acero inoxidable: Son usados para montajes que requieren una alta resistencia contra la humedad. Son los recomendados para exteriores e interiores húmedos por no oxidarse.

- De acero cromado: La ventaja de estos tornillos es que son menos contaminantes que los demás tornillos.

- De acero latonado: Este tipo tiene un carácter más decorativo, por lo que no hace falta cubrirlos ni escondidos, pueden dejarse a la vista y hacen bonito.

Si ya conocemos los tipos de tornillos que existen y cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada uno, solo queda que evaluemos cuáles se ajustan mejor para el trabajo que vamos a realizar. Sea cual sea tu decisión o la tarea que vayas a desempeñar, en MÁS FERRETERÍA disponemos de todo tipo de tornillos para que, sea cuál sea, lo encuentres aquí.