Limas Media Caña 

Las limas de media caña que encontrarás en MÁS FERRETERÍA se usan principalmente para disminuir la anchura y el grueso de ciertos materiales o piezas de metal con el objetivo de reducir su tamaño para encajarlas en el hueco deseado.

Son herramientas de acero de muy variadas formas con las superficies de las caras rayadas y debidamente templadas. La lima de media caña tiene una de las caras plana mientras que la otra cara tiene forma curva con una menor anchura en la parte de la punta.

Leer más...

Limas Media Caña para profesionales y particulares

Las limas de media caña se utilizan ejerciendo una fuerza media sobre la pieza que queremos desgastar, siempre con movimientos regulares.

En MÁS FERRETERÍA queremos que le des el uso correcto a las limas de media caña, por ello, aquí te dejamos una serie de pasos a seguir;

  • El material a limar se introduce en las cuchillas de la lima que al realizar presión comenzará el desgaste
  • Conforme vaya disminuyendo se va avanzando con la chapa en línea recta para seguir realizando el corte.
  • Si es necesario se recomienda darle la vuelta a la pieza y limar desde la otra cara.

Es  importante usar la lima adecuada dependiendo del trabajo de carpintería que vayamos a realizar, ya que existen modelos más gruesos, finos y de otros materiales.  Relacionados con el tipo de granulado está el picado del dentado que puede ser cruzado, recto o fresado.

Cuando se trabaja con las limas de media caña es normal que los dientes se llenen de las pequeñas partículas de metal desprendidas, por ello, es importante limpiarlas con púas metálicas que sirve para la limpieza y extracción de estas partículas. Las limas deben protegerse de golpes y el mal uso porque se deterioran con facilidad.

  • Se cuidará mucho la postura de nuestro cuerpo a la hora de limar para evitar posibles lesiones.
  • La pieza debe estar bien sujeta para evitar que se mueva o se caiga al hacer presión a la hora de limar.
  • Se usará en cada momento la lima correcta, teniendo en cuenta el tipo y la clase de trabajo que estemos realizando y el material que estemos limando.
  • El mango de la lima deberá agarrarse con firmeza y seguridad, para aportar estabilidad al limado.
  • No se usará nunca la lima como elemento de palanca ni de golpeo ya que al ser de acero templado puede romperse.