Fieltro de Protección Para Suelos 

El fieltro fue el primer material textil que creó el el hombre. Esto se debe a que la fabricación del fieltro es muy sencilla por lo que no es necesario dominar ninguna técnica compleja. Para hacer fieltro únicamente se necesita prensar varias capas de materia prima, como la lana de oveja o el pelo de algún otro animal, aunque en la actualidad es muy habitual que se incluyan, además, fibras sintéticas.


Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Más sobre Fieltro

El fieltro destaca por tener muchas propiedades, lo que le otorgan numerosas ventajas y un carácter muy versátil. Algunas de las más importantes son estas:

  • Es termo-moldeable: El fieltro puede con las formas que se deseen simplemente aplicándole calor y presión. Por ello, es perfecto para hacer prendas que no necesiten lavarse mucho, como por ejemplo los zapatos o los sombreros.

  • Se puede teñir con colorantes: El fieltro no obliga a tener que quedarse con su color natural, sino que permite el uso colorantes sin deteriorarse. Gracias a esto, podemos disponer de fieltro en una gran variedad de colores .

  • Es un material muy práctico: Una de las propiedades más importantes del fieltro y que más famoso lo hace para todos es que es un material muy ligero que puede manipularse con facilidad. Y, además, es aislante: protege del frío, resiste al viento, ralentiza el avance del fuego y soporta con dignidad un chaparrón.


Existen dos tipos de fieltros según cómo haya sido su fabricación: el natural y el sintético. Hoy en día, generalmente, todos los fieltros que hay en el mercado son de origen sintético. Esto quiere decir que incorporan fibras de lana natural mezcladas con fibras sintéticas, o bien, que el fieltro es sintético en su totalidad. El fieltro natural o artesanal es más difícil de encontrar, es más caro y está menos solicitado. Además, es más delicado, por lo que la alternativa sintética no solo ayuda a ser más respetuoso con el medio ambiente, sino que ofrece mejores resultados.