Lijas circulares

>

Las lijas circulares son otra de las opciones que se encuentran en el mercado para tratar diversas superficies. Estas lijas se insertan dentro de un plato fijador para limpiar, alisar, pulir y abrillantar diversas superficies.

La tecnología está para facilitarnos los trabajos en la actualidad. Hoy no necesitamos emplear largos periodos de tiempo realizando procesos manuales, ya que podemos utilizar herramientas eléctricas que agilicen la labor, un ejemplo claro son las lijadoras eléctricas.

En este artículo te hablaremos de las lijas circulares, una opción ideal para cumplir con varios trabajos. La diversidad de materiales de estas lijas son las que posibilitan su variedad de funciones. Sigue leyendo y conocerás más detalles.

Leer más...

Lijas circulares para profesionales y particulares

Materiales de las lijas circulares

Cuando buscas en el mercado encuentras una enorme cantidad de materiales que pueden descolocarte. Las lijas circulares varían de acuerdo a la función que cumplan y para que puedas determinar cuál necesitas comprar es importante tener presente unos cuantos aspectos.

Las lijas se forman, en su mayoría, de un material abrasivo que permite modificar la superficie que tocan. La fricción repetitiva de la lija permite que la zona pierda las irregularidades, elimine los restos de pintura y ofrezca un acabado profesional.

Los resultados, como ya hemos mencionado antes, dependerán del material de la lija. En el caso de las lijas circulares puedes encontrar:

  • Lija circular de lana: Se emplean para pulir superficies. Este tipo de lija es abrasiva, pero su lijado es tan fino que en lugar de retirar el material de forma visible, lo deja reluciente.

  • Lija circular de algodón o fieltro: Esta opción también se utiliza para pulir las superficies. Tiene, además, otra función, es capaz de sacar brillo. El giro repetitivo de esta lija sobre la superficie se encarga de eliminar pequeñas imperfecciones y dejar la zona resplandeciente.

  • Lija circular abrasiva: Se encarga de alisar la superficie a través de la fricción. Su material le permite eliminar bultos y retirar restos de pinturas de ciertos materiales. Su capacidad dependerá del material que la conforme.

  • Lija circular de malla espaciada: Posee un alto rendimiento. Se emplean en el lijado de materiales blandos, como yeso, masilla, plastes, PVC y pladur. También son ideales para trabajar madera barnices y pinturas. Su estructura de malla absorbe gran parte del polvo que se produce durante el lijado.

  • Lija redondeada metálica: Son las más resistentes. Se pueden emplear para alisar superficies de gran resistencia y su vida útil es muy larga.

Usos de las lijas circulares


La capacidad de desbaste de algunas lijas viene determinada por los granos que la conforman.
Los granos son los elementos abrasivos que se colocan en la superficie de la herramienta y que permite trabajar las diversas superficies.

De acuerdo a su dureza y funcionalidad, los granos de las lijas circulares se suelen clasificar en:

  • Lija gruesa: Como su nombre lo dice, posee un granulado grueso. Se utilizan para trabajar superficies muy rugosas, con bultos o con óxido. Suele ser la primera en utilizarse y dejan un acabado rústico en las superficies.

  • Lija mediana: Mejora el acabado de la lija gruesa. Se encarga de suavizar la superficie trabajada.

  • Lija fina: Es un material delgado. Se emplea para dar el acabado final. Se encarga de unificar la superficie, de limpiar las pequeñas imperfecciones y pulir un poco.

Dentro de cada categoría mencionada existen diversos tipos de lijas. Estas se clasifican en números y es importante tener en cuenta que mientras más bajo es el número, más gruesos serán los granos y viceversa, mientras más alto es el número, los granos serán más finos.

En MasFerretería te ofrecemos la mejor selección de lijas circulares. Visítanos y consigue materiales de primera calidad al mejor precio.