Discos de lija

>

Los discos de lija son utilizados en algunas lijadoras eléctricas. El disco se inserta en la herramienta y gira excéntricamente sobre las superficies para limpiar, alisar, pulir y abrillantar diversas superficies.

En la actualidad, no es necesario pasar largas horas lijando para conseguir el acabado que deseamos. Las lijadoras eléctricas facilitan el trabajo,ya que empleas menos tiempo y consigues mejores resultados.

Cada lijadora posee sus alcances específicos, así como tipos de lijas determinados. Hoy te hablaremos de los discos de lija, una opción ideal para conseguir acabados precisos en distintos materiales. Descubre más a continuación.

Leer más...

Discos de lija para profesionales y particulares

Composición, tipos de discos de lija y usos de cada uno

En el mercado se ofrecen una amplia gama de discos abrasadores. Su incorporación a las herramientas eléctricas ha facilitado y mejorado una gran cantidad de trabajos. Los discos de lija se encuentran catalogados dentro de los modelos convencionales.

La funcionalidad de los discos se debe a los granos que los conforman. Estos granos, a su vez, varían, hay diferentes materiales y el comprador deberá elegir de acuerdo a la superficie que desee trabajar. Los granos pueden ser:

  • De óxido de aluminio o corindón: Permite desbastar y pulir metales, madera y aglutinados.

  • Carburo de silicio o carborundum: Permite desbastar hormigón y metales muy duros o muy blandos. También ofrece un acabado extrafino en metales.

Cuando hablamos de los granos de los discos, debemos tener en cuenta que su clasificación se hace de acuerdo a una numeración de malla prefijada. Los granos más gruesos poseen los números de malla más bajos y los granos más finos presentan los más altos números de malla.

Los granos gruesos son empleados para materiales fibrosos, dúctibles y blandos. Son los que se deben utilizar cuando se desea remover material, como restos de pintura o bultos, de grandes superficies.

Los granos finos, por su parte, son ideales para conseguir acabados uniformes sobre superficies de gran dureza o quebradizas. En este caso, las áreas de contacto son reducidas, como esquinas estrechas y pequeñas.

Los discos de lija se componen de tres elementos. Se inicia con la base, conocida como material de corte, luego se emplea un aglutinante para mantener la ubicación de las partes y, finalmente, se utiliza una malla. La función de cada componente es:

  • Material de soporte: Es el grano abrasivo. Este elemento es esencial, cubre la superficie del disco y su dureza permite trabajar las superficies.

  • Material aglutinante: Se encarga de unir los granos abrasivos. Puede ser natural o artificial. Su fortaleza determinará el grado del disco.

  • Material de malla: Es un refuerzo para el disco. Evita sus fracturas.

El tipo de lija del disco determinará su función, es decir, que hace sobre la superficie trabajada. Existen 3 clasificaciones para esta diferenciación:

  • Lija gruesa: Poseen una superficie de granulado grueso. Son las primeras que se utilizan a la hora de alisar una superficie. Se encargan de eliminar los restos de pintura, remover el óxido y acabar con las superficies rugosas. Se encuentran bajo los números 12, 16, 20, 34, 36, 40, 50, 60 y 80.

  • Lija mediana: Este grano ofrece un mejor acabado, se emplea luego de la lija gruesa. Su labor es suavizar la superficie antes del tratamiento final. Pueden encontrarse catalogadas en 100, 120, 150,180, 220, 240 y 280.

  • Lija fina: Es un material fino y permite conseguir un acabado perfecto sobre las superficies. Su clasificación es 320, 360, 400, 500 y 600.

Dentro de nuestro catálogo podrás encontrar un gran número de discos de lija. Tenemos los mejores equipos esperando por ti, todo a los mejores precios del mercado. Eres nuestra prioridad, por eso tenemos preparado lo mejor para ti. Visítanos.