Tijeras de Podar Profesionales 

Las tijeras de podar son instrumentos manuales o mecánicos, las cuales pueden estar provistas de un mango corto o largo y, cuyas cuchillas tiene forma de hoz muy corta y mucho más gruesa para proporcionar mayor efecto de palanca y ser más resistentes a la hora de travesar las ramas, o más efectivas para cortar de en un solo intento, cuando se trata de plantas de tronco más blando, como las setas, por ejemplo.


Leer más...

Más sobre Tijera de podar

Generalmente el mango de las tijeras de podar, ya sea alargado o corto, posee en el medio un sistema de resorte para producir el rebote y hacer el trabajo más fácil –permitiendo que las manos hagan fuerza en un solo sentido –y no como en las tijeras convencionales, en ambos sentidos al abrir y cerrar–. Estos se diferencian en tamaño con los nombres de: 1 mano y 2 manos, siendo los segundos los más largos. Muy útiles para ramas más altas e inaccesibles. Estos modelos pueden tener ambas agarraderas recubiertas de goma para reducir el impacto y promover el agarre. En su versión de 1 mano, sus mangos varían de forma y materiales de construcción en gran medida y lo recomendado, es probarlos para asegurarnos de elegir uno que calce bien en nuestra mano, para impedir el resbalamiento y por ende, el cansancio.

Su funcionamiento es exactamente igual al de unas tijeras o un alicate, y del mismo modo que estas herramientas, debe mantenerse en perfecto estado para garantizar un uso seguro, luego del cual, un mantenimiento eficaz será lo único que le garantice una más larga vida útil. Unas tijeras de podar melladas pueden causar los más tontos accidentes graves. Pues son más propensas a disparar astillas y pedazos que podrían llegar a ser peligrosos. Como con todas las herramientas de filo, es indispensable darle el uso adecuado para el que fueron fabricadas.