Horcas Profesionales 

Las horcas agrícolas son herramientas que constan de un mango alargado de madera, el cual a veces incluye un asa, y en cuyo extremo opuesto se encuentran dos, tres y hasta seis púas destinadas a la labranza de la tierra o la recolección de hojas y malezas, ya sea a nivel profesional o experto en tareas de siembra a gran nivel, aunque en sus variaciones más livianas también se la encuentra en el uso doméstico para la recolección de hojas y restos, como se usaría un rastrillo.


Leer más...

Filtros

Más sobre Horcas

Las púas o puntas, también conocidas como gajos o dientes, pueden fabricarse a partir de la misma pieza de madera de la que está hecho su mango, o ser metálicas, adaptadas a su empuñadura gracias a la forma de la pieza de la que parten las puntas. Así pues, se pueden adquirir estas horcas sin mango, ya sea porque hay que reponerla o porque se desea tener una diversa variedad de ellas –con más o menos púas– para labores diversas.

Las de madera, se emplean mayormente para materiales menos pesados y las de hierro para forraje o pasto y basura.

Sus mangos tienen una longitud similar al de las palas, siendo la empuñadura metálica, al igual que la pieza de donde salen sus púas, para evitar que se rompa y proporcionar cierto peso a la herramienta, para facilitar su manejo dándole mayor firmeza.

La horquilla es una forma de horca pequeña empleada usualmente en labores de jardinería doméstica. Siguiendo el mismo principio, pero fabricada con puntas planas y más redondeadas para su mayor seguridad, tienen el mango corto y su uso se limita a tareas ocasionales de siembra. Estas horquillas, hoy en día poseen mangos de mayor agarre y materiales cada vez más livianos, para reducir el roce y hacerlas más manejables.

Como otros instrumentos afilados y de gran riesgo, las horcas deben ser usadas exclusivamente para las labores y de la forma indicadas para disminuir riesgos innecesarios.