Bidones Profesionales Para Hostelería 

Los bidones son un tipo de recipientes que poseen un cierre hermético que impide que se escape el líquido que está contenido en su interior. 

Leer más...

Filtros

Más sobre Bidón

Los bidones se utilizan para contener, transportar y almacenar líquidos. De la misma manera, este tipo de envases se presenta en una amplia gama de formas y materiales: habitualmente son cilíndricos y con un fondo plano o combado. Pueden estar fabricados en metal, plástico o contrachapado para transportar grandes cantidades de líquidos.

 
 

La elección del material del que están hechos es un asunto más personal que técnico, pues todos los materiales empleados son eficaces y, ante todo, seguros. Por ejemplo, uno de los factores que preocupa siempre es el tema del óxido. Evidentemente los bidones de plástico no se oxidan, pero tampoco lo hacen los que son de metal, siempre que sean de buena calidad y estén homologados y revisados por profesionales. Además a la salida de los depósitos debería haber siempre su filtro, y si además no llegamos a apurarlos del todo o si hacemos que el trasvasador no llegue al fondo, se puede prevenir mucho. De igual modo y para estar más seguros podemos usar mallas de filtrado en los embudos o en los diferentes útiles de vaciado, incluso en la punta de las mangueras.

 

En cambio, con el paso de los años, pues un buen bidón puede durar décadas, si se hará óxido por fuera, pero con un mínimo mantenimiento podremos controlar su aparición y hacer que no deteriore el bidón. Otra de las ventajas de los bidones de acero frente a los de plástico es su mayor resistencia en caso de altas temperaturas. En cambio, los bidones de plástico se caracterizan por ser mucho más ligeros, ya que su peso vacíos es mucho menor que el del resto de materiales. De esta manera, son mucho más fáciles de transportar; sin embargo, y a pesar de su poco peso, son muy resistentes a los golpes.