Jamoneros 

Si queremos sacarle el máximo partido a un buen jamón ibérico y disfrutar todo su sabor, lo primero es que tengamos ciertas nociones sobre su conservación, cómo manipular la pieza y cómo hacer el corte, así como otro factor crucial: el soporte para cortarlo. 

Leer más...

Más sobre Jamonero

Un jamonero es un instrumento que se utiliza para ayudarnos a cortar las piezas de jamón de una manera fácil y segura. De hecho, resulta casi imposible pensar en cómo cortaríamos un jamón sin este utensilio. La elección de jamoneros es una aspecto muy personal que dependen en gran medida de los gustos y preferencias de la persona que va a realizar el corte. De esta manera, no hay ninguno que sea mejor ni peor, simplemente, depende de las preferencias personales de cada uno. Sin embargo, si hay algo que todos tienen en común: es imprescindible que cualquier jamonero ofrezca gran firmeza y estabilidad.

Da igual el material del que estén hechos, siempre debemos asegurarnos de que nuestro jamonero es seguro, ya que estamos manipulando cuchillos muy afilados en posiciones peligrosas que podrían hacernos cortes de cierta gravedad.. Por ello, también es muy importante que invirtamos en herramientas que sean las mejores y las más seguras.Además, si queremos extremar las precauciones para que las lonchas salgan más perfectas y, sobre todo, para no cortarnos, debemos evitar balanceos, por lo que también debemos tener en cuenta la firmeza de nuestro jamonero a la hora de adquirirlo. De esta manera, debemos comprobar su peso y su forma ya que son aspectos muy importantes para que nos ofrezca la mejor estabilidad y evitar los peligrosos balanceos cuando estemos cortando nuestro jamón.

En cuanto al tamaño que necesitamos dependerá de la pieza que vayamos a cortar, no es un jamón que una paletilla. En cada caso, se necesitará un soporte más o menos grande, respectivamente. También debemos tener en cuenta que hay jamoneros verticales y horizontales, y según el ángulo el jamón queda de una forma u otra. Lo que se busca con esto es que el jamón quede lo más horizontal posible respecto a nuestro cuerpo para facilitar el corte.