Tapa Poros de Madera Profesionales 

Los tapa poros para madera, ya sean al agua o acrílicos, se usan, más comúnmente, después de pintar o teñir las superficies para garantizar que la madera se encuentre bien protegida contra posibles plagas, así como ante los efectos del sol y la humedad. Si bien los fungicidas y anti humedad se aplican primero, la función principal del tapa poros es la de sellar cualquier poro que aún haya quedado al descubierto. Son parte fundamental en el proceso de restauración de la madera y bien sea para uso profesional o en el hogar, en MásFerretería tenemos una amplia gama para ti.


Leer más...

Precio
Filtros

Más sobre Tapas poros

Bien sea con efecto laca, como en el caso del tapa poros satinado, o en su versión al agua, los tapa poros se aplican justo después de tintar la madera para garantizar protección tanto al material como al color que acabamos de aplicar.

Ya sea para su uso en exteriores o interiores, los tapa poros son imprescindibles si queremos dejar la madera en condiciones idóneas para su acabado final. Bien sea porque vamos a cubrirla con algún color o a barnizarla para conservar sus tonos naturales, el tapa poros o sellador nos proporciona la protección ideal para este material el cual, es menos resistente a los agentes externos que otros usados en la construcción y decoración, como lo son el hierro o las cerámicas.

Algunos de estos selladores deben diluirse antes de su aplicación, pero otros ya están preparados y pueden aplicarse con brocha o pistola –para garantizar una capa uniforme–. Luego de su aplicación el tapa poros debe ser lijado y el polvillo de este proceso, retirado correctamente antes de cualquier otro paso. En algunos casos es necesario repetir este proceso dos o tres veces, hasta asegurarnos de que la madera ha quedado protegida. Es importante dejar secar la madera entre un proceso y otro para impedir que la humedad de los mismos productos la dañe.