Sistemas Cierrapuertas 

Los llamados cierrapuertas son todos aquellos mecanismos que permiten que una puerta para se cierre ella sola, sin que sea necesaria la ayuda manual. Los cierrapuertas son la forma más cómoda y sencilla para mantener una puerta cerrada, por ejemplo en lugares donde el tránsito de personas es elevado, como en tiendas, centros comerciales, cafeterías, etcétera. Los cierrapuertas también son herramientas muy útiles para aquellos espacios que necesitan una privacidad mayor que viene dada por mantener la puerta cerrada.


Leer más...

Más sobre Cierrapuertas

Existen varios tipos diferentes de mecanismos cierrapuertas. Estos dependen de qué sistema se utilice para a la puerta y de la capacidad de carga. Algunos son:

1. Pernios: Estos cierrapuertas se instalan del mismo modo y con la misma posición que un pernio normal; realiza el mismo trabajo de sujeción de la puerta al marco, la diferencia está en que estos cierrapuertas ejercen fuerza sobre la puerta obligando a esta a que se cierre.

2. Bisagras: Existen dos tipos: bisagras de simple acción y bisagras de doble acción. Las de simple acción posibilitan la apertura de la puerta hacia un solo sentido; por su parte, las de doble acción admiten la apertura en ambas direcciones, pero siempre, la puerta vuelve a su posición de cierre sea cual sea el sentido de la apertura.

3. Muelle brazo: Están diseñados para instalarse en el marco de la puerta, pero, además, estos cierrapuertas necesitan una bisagra para la sujeción de la puerta al marco. Este tipo de sistema resiste cargas algo menores que los anteriores, hasta 40 kilogramos, aproximadamente.

4. Retenedor: También conocido como aéreo o superior. Están pensados para ser instalado en la parte superior de la puerta. Pueden resistir cargas muy pesadas y una actividad muy constante, por lo que son los más recomendables para puertas con mucho tránsito.

Cierrapuertas de suelo: Se instalan encastrados en el suelo y pueden colocarse en puertas de madera, metal, o cristal. También disponen, como los anteriores, de una gran capacidad de carga: hasta 300 kilogramos.