Escuadras y Portaestantes para sujetar Baldas en la Pared 

Una escuadra es una pieza, generalmente fabricada en metal u otro material resistente, con dos brazos en ángulo recto, que le dan su característica forma de L, gracias a los cual puede utilizarse como soporte de estanterías y baldas a la pared.  

Leer más...

Más sobre Escuadras y Soportes para Baldas

En cuanto su instalación, primero debes marcar los puntos en la pared; acto seguido, debes atornillar la escuadra en la pared sirviéndote de los puntos que has hecho previamente; por último, debes colocar y atornillar la pieza que va a actuar de sujección del estante, balda o mesa (la que quedará oculta en la parte de abajo de la balda, estante o mesa). Además, puedes optar por escuadras reforzadas aportar una sujeción extra a la balda, por lo que son ideales para aquellos elementos que están pensados para soportar grandes pesos.

A la hora de elegir una escuadra, el criterio principal debe ser el peso que se va a sostener. De este modo, una escuadra simple podrá aguantar cargas de peso no superiores a los 30 kilogramos. Las abatibles son capaces de aguantar algo más: hasta 70 kg, pero nunca más. Para pesos mayores de 70 kg es imprescindible contar con escuadras reforzadas.

El tamaño de las baldas también es un factor a tener en cuenta. Existen baldas hasta 20 cm de fondo, de entre 20 y 30 cm de fondo y, las últimas, a partir de 30 cm de fondo. Generalmente, el brazo de la escuadra debe tener una longitud de tres cuartas partes de la profundidad de la balda como mínimo.

En MÁS FERRETERÍA disponemos de un amplio abanico de escuadras tanto en colores, como materiales y también de diversos modelos. Los modelos simples están integrados por las escuadras tradicionales, es decir, aquellas cuyos brazos forman un ángulo de 90º. Después están las abatibles, cuya estructura permite sostener mesas , estantes y otros muebles plegables.