Patas para Muebles 

Sustituir las patas de los muebles es una forma fácil y económica de darles una nueva vida o de cambiar su apariencia lo suficiente como para que combinen perfectamente con otras estancias de tu hogar. A la hora de elegirlas, debes tener en cuenta aspectos como la altura, el diámetro y el material en el que están fabricadas, así como la resistencia medida en la cantidad de peso que pueden soportar, para saber si son adecuadas para el mueble que estás pensando.

Leer más...

Patas para Muebles para profesionales y particulares

En la cocina, debemos pensar previamente qué función vamos a dar a la mesa. Si se va a usar para comer, conviene poner una mesa grande (de comedor). Las patas más adecuadas tienen que ser altas, aproximadamente de unos 70 o 71 centímetros y un grosor de 60 mm para asegurar que la mesa resiste con firmeza lo que se le ponga encima.

Para el salón, se requiere una mesa espaciosa alrededor de la que poder sentarse con los amigos, familiares y otros invitados a disfrutar de una comida especial o de una cena de celebración. Pero también hace falta que sea una mesa cómoda, firme y cálida que invite a trabajar sobre ella o en que los niños hagan las tareas el colegio. Para ello, se recomienda instalar patas de aproximadamente 70-71 / 60 mm, igual que en el caso de la cocina.

Las patas de los muebles de salón y comedor juegan un papel determinante en la decoración del salón: si elegimos un mismo modelo y color, podemos sustituir las patas de todos los muebles de la estancia, como mesillas o sillones, y variar completamente el estilo y la imagen del espacio sin necesidad de afrontar obras, pinturas, etcétera.

Para el dormitorio de los niños, la mesa que les sirva de escritorio deberá tener una altura adecuada a sus estaturas. Por ello, una solución fácil y poco costosa es hacer tú mismo una mesa de juegos o escritorios, a modo de caballete, simplemente con un juego de patas y una tabla o balda de cristal o madera. Cuando los pequeños crezcan, no habrá más que sustituir las patas por otras más largas.

En nuestra web puedes encontrar también patas de aluminio para somieres y canapés, patas decorativas de madera, así como patines deslizadores para evitar arañar el suelo con las patas de las sillas o las mesas. Si estás pensando cambiar la imagen de alguna estancia de tu hogar, no dejes de echar un vistazo a nuestras secciones de hogar y decoración, en las que encontrarás múltiples soluciones de los más económicas para darle una nueva vida a tu casa.