Aceite de Motor Para Coche 

En el mercado de los vehículos podemos encontrar varios tipos diferentes de motores y también de aceites que los fabricantes recomiendan para cada tipo de motor en función de las propiedades que estos posean. Comprar un buen aceite que se adapte en la medida de lo posible a las recomendaciones del fabricante es una obligación si queremos mantener la vida de nuestro motor durante más años.

Leer más...

Fabricante
Precio
Filtros

Más sobre Aceite

El aceite de coche reduce el rozamiento entre las diferentes piezas del vehículo, evitando así su desgaste prematuro; previene la corrosión y ayuda a mantener el coche limpio y, además, es un refuerzo a las tareas de refrigeración ya que impide que se eleve demasiado la temperatura del motor.


Otro concepto importante del aceite es la viscosidad. La viscosidad es la capacidad que tienen las moléculas para resistir los cambios de temperaturas, es decir, la mayor o menor estabilidad de este: que sea capaz de adherirse al motor cuando esté frío y que no se escurra con facilidad cuando este se caliente. En los envases de aceite para motor encontrarás dos cifras referentes a la viscosidad. La primera alude al frío y la segunda, al calor, por ejemplo, 20-40. Los datos aportados por el fabricante han de respetarse lo máximo posible, pues de subir o bajar los límites, el automóvil podría sufrir daños.


Existen dos tipos de aceites: los minerales y los sintéticos. Los primeros tienen una base refinada del petróleo, mientras que los segundos han sido sometidos a tratamientos especiales para garantizar la protección del motor y su máxima duración. Entonces, ¿qué tipo de aceite es mejor para mi coche? El aceite más recomendable siempre es el refinado, ya que ha pasado por diversos procesos de depuración que le hacen el más seguro y beneficioso para los motores.