Paletinas Profesionales 

La paletina es un instrumento de pintura que nunca debe faltar. Se caracteriza por su delicada composición y distribución de las cerdas, las cuales la convierten en la herramienta favorita a la hora de barnizar o dar capas de veladura (capas muy delgadas de pintura) en extensas superficies. Bien sea de cerda natural o sintética, acodada o de cerdas extra largas, la paletina es un instrumento que dados su tipo de cerda y mango, supera a la brocha cuando de realizar acabados profesionales se trata, y la vemos no sólo en los talleres profesionales y de bricolaje, sino también en los de pintores o artistas, quienes pueden usarlas tanto para acuarelas como para aplicar selladores y protectores sobre pinturas de óleo y otros materiales.


Leer más...

Filtros

Más sobre Paletina

Las paletinas se distinguen de las brochas por el tipo de cerda y de mango. Si bien una paletina puede tener un mango corto, también puede tener uno mucho más largo que el de una brocha, característica esta que permite aplicar barnices o delgadas capas de pintura, ayudándonos a ejercer menos presión sobre las cerdas, y por ello se habla de su delicadeza, aunque en realidad se trate de un diseño que permite movimientos más delicados, y que a su vez, nos ayuda a alcanzar una mayor superficie de una sola pasada.

Las cerdas de una paletina también son más largas que la de una brocha y, por tanto, más suaves, de modo que al usarla en grandes superficies, o para aplicar imprimaciones y barnices, conseguimos mejores resultados. Por ello también es la favorita para imprimar telas, como lienzos y linos, a los que no queremos añadir texturas extra.

Usualmente no solemos tener una sola paletina en casa o nuestro taller, pues dadas las diferentes variedades que existen, lo ideal sería tener un juego de paletinas que nos permita trabajar con flexibilidad y lograr así acabados profesionales.