Abrazaderas Para Instalaciones de Climatización 

Las abrazaderas son pequeñas piezas hechas de metal o de PVC que tienen como función principal sujetar y mantener seguros elementos como, por ejemplo, tuberías, conductos, etcétera en posición vertical u horizontal, ya sea en las paredes, en el techo, en una guía o en cualquier otro soporte. Según el material del que estén hechas las abrazaderas, son de un tipo u otro.

Leer más...

Filtros

Más sobre Abrazadera

Es importante atender al material de fabricación, pues cada uno es útil para cada tipo de tarea. Se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Abrazaderas metálicas.
  • Abrazaderas de PVC.
  • Abrazaderas de aluminio.
  • Abrazaderas isofónicas.

Para colocarlas, es necesario seguir los siguientes pasos:

  • En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de abrazaderas, como ya hemos dicho. Vamos a explicar la instalación de una de las más corrientes, como es aquella que se utiliza para asegurar tuberías o cualquier otro tipo de conducto. Existen varios tubos de diferentes tamaños que tienen que permanecer bien sujetos a otras piezas, para ello sirven las abrazaderas. Asimismo, también es muy común utilizar abrazaderas para los trabajos de fontanería, por ejemplo, para unir el tubo de desagüe de un electrodoméstico al racor de desagüe del fregadero.
  • Introducimos una abrazadera que tenga el diámetro adecuado en el extremo del tubo, encajamos el conducto en el racor y enroscamos el tornillo que presiona la abrazadera.
  • Como no es posible que tengamos abrazaderas de todos los tamaños en nuestra caja de herramientas, es recomendable disponer de un modelo que consiste en la tira metálica por un lado y los prisioneros, por otro, de tal manera que podremos cortar la tira a la medida que necesitemos.
  • Hecho esto, la introduciremos el prisionero con las manos. Aunque no es necesario el uso de guantes, siempre conviene estar atento y ser precavido para evitar posibles cortes.
  • Después, colocamos la abrazadera alrededor del tubo que queremos sujetar y apretamos el prisionero, con la ayuda de un atornillador.