Cazadoras Abrigadas Para Trabajar 

Para trabajar, como para cualquier otra actividad de nuestra vida, es vital seleccionar el vestuario adecuado. De este modo, necesitaremos ropa cómoda que nos permita hacer nuestros movimientos con libertad. Entonces... ¿en qué debemos fijarnos a la hora de elegir una cazadora u otra?


Leer más...

Filtros

Más sobre Cazadoras

En primer lugar debemos diferenciar los tres tipos diferentes de cazadoras que ofrecemos en MÁS FERRETERÍA. Cada uno de ellos presenta diferentes diseños, colores y estilos para que puedas seleccionar aquel que más se adapte a tus necesidades, pero también a tu estilo personal. Los tres tipos son los siguientes:

  1. Cazadoras de refuerzo: Ya sea porque trabajamos en exteriores o en interiores muy fríos (cámaras de frío, pescaderías, congelados, etcétera), necesitaremos un aporte extra de ropa que nos ayude a sobrellevar cómodamente las bajas temperaturas sin caer enfermos.

 

  1. Cazadoras de trabajo: Para los trabajos relacionados con el bricolaje, la construcción y otras actividades del sector, nos será útil una cazadora fuerte y resistente, que no se rasgue fácilmente. Además, este tipo de cazadoras de trabajo se caracterizan por tener muchos bolsillos, por lo que también resultan realmente útiles para el bricolaje, ya que permiten portar las herramientas sobre el cuerpo y no tener que acudir constantemente a la caja a coger unas y dejar otras. No obstante, no quiere decir esto que se pueda guardar en los bolsillos cualquier objeto: aquellas herramientas punzantes o peligrosas que sean capaces de rasgar la cazadora y herir la piel no deben introducirse en ellos.

 

  1. Cazadoras reflectantes: son prendas de alta visibilidad. Están tintadas con colores fluorescentes de tal manera que, junto con las bandas reflectantes en disposición horizontal que llevan, hacen que la luz (especialmente la de los faros de los vehículos) se refleje y sean reconocidos para que los conductores estén de sobreaviso para aminorar la velocidad.