Pantalones de Trabajo Resistentes 

Los pantalones son una prenda imprescindible en nuestro día a día; sin embargo, como ocurre con el resto de prendas, un mismo pantalón no sirven para todos los campos. Para trabajar es necesario vestir un pantalón distinto que para asistir a una boda o para hacer deporte. Si se eligen bien, unos pantalones de trabajo pueden convertirse para el usuario en una herramienta más y serle bastante útiles.

Leer más...

Más sobre Pantalones

Entonces... ¿que se debe tener en cuenta a la hora de elegir unos pantalones u otros para las tareas laborales? En primer lugar necesitamos saber si los necesitamos para el ámbito doméstico o porque vamos a empezar a trabajar en alguna empresa, en ese caso, necesitaremos unos que se adapten a la estética del uniforme, tanto en el color, como en el diseño. Por ejemplo, si el trabajo es en la construcción, necesitaremos unos pantalones fuertes y resistentes, que no se rasguen fácilmente, sean fáciles de lavar y se sequen rápido.

Si, dado el caso, el trabajo es como camarero o enfermero, es probable que sea necesario que los pantalones cuenten con muchos bolsillos para en ellos guardar todos los útiles que se emplean con frecuencia, como bolígrafos, libretas, pastillas, etcétera. Los pantalones con muchos bolsillos también resultan realmente útiles para el bricolaje, ya que permiten portar las herramientas sobre el cuerpo y no tener que acudir constantemente a la caja a coger unas y dejar otras. ¡Ojo! No cualquier objeto puede guardarse en los bolsillos del pantalón: aquellas herramientas punzantes o peligrosas que sean capaces de rasgar el pantalón y herir la piel no deben introducirse en ellos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la talla. Cada cuerpo es diferente a todos los demás y cada tipo de pantalón puede requerir una talla u otra. Se deben utilizar pantalones que queden ajustados a la cintura sin necesidad de cinturón (salvo que lo exija el uniforme), que permita el movimiento correcto de las piernas y agacharse con libertad.