Elementos de Ensamblaje para Madera 

La madera requiere de unos elementos de anclaje específicos, entre los que destacan las espigas, las pastillas y los marcadores, que sirven tanto para el montaje de muebles como para procesos de marquetería y ebanistería, consiguiendo acabados limpios de manera rápida y sencilla.

Leer más...

Más sobre Ensamblaje para Madera

El ensamblaje de caja y espiga es una de las técnicas más antiguas que existen para acoplar o encajar dos piezas de madera entre sí: una de las piezas tiene el orificio, también denominado caja, mientras que la otra posee el saliente o espiga. Una vez se introduce uno en el otro, ambas piezas quedan sujetas en un ángulo de 90 grados, de manera perfecta y resistente.

La calidad de este sistema de ensamblaje es  tal que actualmente continúa siendo la base del montaje de los muebles de madera, tanto los que vienen en kit de automontaje  como los que se compran a medida y son montados por profesionales del sector.

En el caso de proyectos de ebanistería o bricolaje amateur, uno de los principales problemas de esta forma de anclaje es medir correctamente en qué punto exacto debemos hacer el hueco o caja en el que se insertará la espiga: se puede hacer a mano, pero corremos el riesgo de que cualquier pequeña imprecisión estropee la perfección del proyecto. Para esto se utilizan los marcadores para espigar.

En primer lugar, debemos realizar en la primera de las piezas que queramos ensamblar un agujero del diámetro de la espiga o tubillón que vamos a utilizar e introducir este elemento en él. A  continuación, sobre la propia espiga colocamos el marcador para espigar y presionamos fuertemente contra la otra pieza de madera en la misma posición en la que queremos que queden una vez ensambladas.

El puzón presente en el marcador dejará en la madera una muesca que nos servirá de guía para realizar la caja en la que debe ir alojada la espiga exactamente en el sitio en el que debe estar. 

El más moderno ensamblado con pastilla o galleta de madera es similar, ya que parte del mismo concepto, pero aporta variaciones: la pastilla se fabrica en madera prensada en tres tamaños estándar, que se  deben acoplar en una ranura practicada a tal efecto en un trozo de madera, ya sea aglomerada, contrachapada o maciza. Para fijar la galleta a la ranura, se utiliza cola blanca, cuya humedad provoca además que la pieza se hinche, ocupando el total del hueco disponible y fortificando la unión.

Para realizar cualquier trabajo de ebanistería, ya sea de forma particular o profesional, debes contar con las herramientas más apropiadas al noble material que vas a utilizar. No dejes de consultar nuestro catálogo para hacerte con todas las que te falten.