Kit de Espigas Para Ensamblar Muebles 

Las uniones de piezas de madera se pueden hacer de muchas formas: con clavos, con adhesivos, con tornillos, etcétera. Sin embargo, uno de los sistemas más populares son las uniones con espigas y cola blanca. Es un método muy practicado y valorado por los carpinteros profesionales por su alta resistencia, y también porque es discreto, pudiendo incluso llegar a ser invisible.

Leer más...

Filtros

Más sobre Espiga

Las espigas están hechas en madera de haya y tienen forma cilíndrica. Las hay de varios diámetros para compaginarlas con las brocas; las más habituales son las de 6 y 8 mm.


Las uniones en las que las espigas quedan visibles son las más fáciles de realizar. Primero,se unen las dos piezas con cola blanca. Las espigas servirán como refuerzo de esta unión. Una vez se seque la cola, taladraremos una de las piezas desde el exterior, de tal manera que la broca perfore ambas piezas. Después, se pone un poco de cola en el agujero y se mete la espiga haciéndole entrar con ayuda de un mazo de goma. El exceso de cola debe ser retirado utilizado un paño húmedo. Conviene dejar que la espiga asome ligeramente del agujero para poder serrarla y lijarla. Este tipo de unión es la recomendada muebles que se van a pintar o lacar o teñir, o si no nos importa que la cabeza de la espiga quede vista. Para calcular la profundidad del agujero, podemos colocar en la broca un tope de metal que señalará la parte de ésta que entrará en la madera.


Las uniones en las que las espigas no quedan a la vista son más complejas. Primero hay que taladrar una de las piezas por el interior, realizando agujeros ciegos; es decir, no pasantes. Para evitar que la broca traspase la madera podemos colocar un tope.